Evangelio del día Viernes 10 de Agosto Evangelio 

Evangelio del día Viernes 10 de Agosto

Fiesta de san Lorenzo, diácono y mártir.

Santos del día: Beatos Francisco Drzewiecki.

† Lectura del santo Evangelio según San Juan 12,24-26.

Les aseguro que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto.
El que tiene apego a su vida la perderá; y el que no está apegado a su vida en este mundo, la conservará para la Vida eterna.
El que quiera servirme que me siga, y donde yo esté, estará también mi servidor. El que quiera servirme, será honrado por mi Padre.

Palabra del Señor.
Gloria a ti Señor, Jesús.

 

Reflexión del Papa Francisco

Jesús usa una imagen sencilla y sugestiva, aquella del “grano de trigo” que caído en la tierra, muere para dar fruto.

En esta imagen encontramos otro aspecto de la Cruz de Cristo: el de la fecundidad. La cruz de Cristo es fecunda. La muerte de Jesús, de hecho, es una fuente inagotable de vida nueva, porque lleva en sí la fuerza regeneradora del amor de Dios.

Inmersos en este amor por el Bautismo, los cristianos pueden convertirse en “granos de trigo” y dar mucho fruto, si al igual que Jesús, pierden la propia vida por amor a Dios y a los hermanos

Por esta razón, a aquellos que aún hoy “quieren ver a Jesús”, a los que están en la búsqueda del rostro de Dios; a quien ha recibido una catequesis cuando era pequeño y luego no la ha profundizado más y quizás ha perdido la fe; a tantos que aún no han encontrado a Jesús personalmente… a todas estas personas podemos ofrecerles tres cosas: el Evangelio; el Crucifijo y el testimonio de nuestra fe, pobre pero sincera.

  • El Evangelio: ahí podemos encontrar a Jesús, escucharlo, conocerlo.
  • El Crucifijo: signo del amor de Jesús que se entregó por nosotros.
  • La fe que se traduce en gestos simples de caridad fraterna.

Pero principalmente en la coherencia de vida: entre lo que decimos y lo que vivimos, coherencia entre nuestra fe y nuestra vida, entre nuestras palabras y nuestras acciones.

Evangelio, Crucifijo y testimonio. Que la Virgen nos ayude a llevar estas tres cosas. (Reflexión antes del rezo del Ángelus, 22 de marzo de 2015)

Oración de sanación

Dios, Señor y salvador, de Ti provienen todas las bendiciones en mi vida, mi familia, mi trabajo, proyectos de vida, solo puedo realizarlos con tu ayuda.

Los talentos que me has dado son para darte fruto. No quiero vivir apegado a logros personales, pues si me apego a ellos puedo hasta perder mi alma

Ayúdame a dar un uso correcto a lo que poseo, a responderte como buen administrador, por eso necesito de tu gracia y de tu luz para orientarme.

Abre mis ojos Señor, que mis deseos de alcanzar las metas soñadas no obnubilen mi visión de salvación y termine llamando bueno a lo que no es.

Ven y toca mi corazón, sopla tu aliento de vida sobre mí para así descubrir el verdadero propósito de mi existencia: alcanzar una felicidad alineada a Ti.

Creo en Ti, en que me has dado el Espíritu Santo para fortalecerme y afrontar con valor todo reto y siendo, en cada uno de ellos, un reflejo de tu amor.

Pongo todo en tus manos y me dejo conducir por tu amor para que llenes de paz mi corazón y comprenda que Tú eres lo más importante en la vida.

En tu Santo Nombre salgo a conquistar corazones para Ti y tenga en mi cesta de vida el mejor de los frutos para cuando me llames a tu presencia. Amén

Propósito para hoy

Rezaré un Padrenuestro pidiendo por esos vecinos que andan inmersos en la murmuración. También cuidaré mi lengua y que yo no sea uno de ellos.

Frase de reflexión

“No me imagino un cristiano que no sea capaz de sonreír. Demos testimonio gozoso de nuestra fe”. Papa Francisco.

Related posts