La santísima Trinidad Fe 

La santísima Trinidad

El domingo siguiente a Pentecostés, es decir el octavo domingo después de Pascua, los cristianos celebran la santísima Trinidad, el misterio que se refiere a que Dios es a la vez Padre, Hijo y Espíritu Santo. Este misterio de la Trinidad fue revelado por Jesucristo, quien dijo en el evangelio a sus apóstoles: “Vayan… bauticen en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

El misterio de la Trinidad

San Agustín intenta explicar el misterio de la santísima Trinidad contando que un día en que él rezaba e intentaba comprender el misterio de la santísima Trinidad caminando en la orilla del mar, se encontró a un niño que había cavado un agujero en la arena. Con una concha, intentaba echar todo el agua del mar en ese agujero. Agustín le dijo que eso es imposible. Entonces el niño le responddió: “yo echaría todo el agua del mar antes de que tú entiendas el misterio de la santísima Trinidad”.

Una fiesta instaurada por Thomas Becket

La fiesta de la santísima Trinidad fue instaurada en la Iglesia por Thomas Becket, quien fue ordenado obispo de Canterbury el domingo después de Pentecostés de 1162 y quiso que el día de su consagración se convirtiera en una nueva fiesta en honor a la santísima Trinidad.

Por MARIE LE GOAZIOU | Aleteia.

Related posts