La Ascensión del Señor Fe 

La Ascensión del Señor

Jesús siguió encontrándose con los discípulos después de su resurrección. Antes de ascender al cielo, les encargó la misión de difundir el evangelio por todo el mundo.

Tras su resurrección Jesús estuvo con sus discípulos cuarenta días enseñándoles muchas cosas acerca del reino de Dios. A la luz de la muerte y resurrección de Jesús, algunos aspectos de sus enseñanzas que resultaban confusos quedaron ahora más claros para sus discípulos. Jesús les hizo ver cómo las Escrituras anunciaban sus padecimientos y su muerte, así como su resurrección. Tras aquellos cuarenta días, con él, los discípulos quedaron plenamente convencidos de que Jesús había vuelto a la vida y de que él era el mesías prometido por Dios.

Jesús encargó entonces una nueva tarea a sus discípulos, la de ser sus testigos e ir por el mundo proclamando lo que habían visto y oído. Debían anunciar la muere y resurrección de Jesús, habían inaugurado la posibilidad de una nueva relación con Dios, y predicar el arrepentimiento y el perdón los pecados(Lc 24,47).

Debían invitar a todos los pueblos a seguir a Jesús y a cumplir todo lo que él les había enseñado (Mt 28,19-20). Para señalar el comienzo de esta vida nueva, debían bautizar a los nuevos discípulos, en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo (Mt 28,19; Mc 16,15). Los discípulos comenzaron esta misión universal en Jerusalén, pero no tardaron en extenderse por Judea, después por Samaría y luego <<hasta los confines de la tierra>> (He 1,8).
Los discípulos de Jesús debían ser sus testigos porque él tenía que dejarlos para reunirse con su Padre en el Cielo. Pero no iban a tener que cumplir la tarea solos: entonces Jesús les habló del Espíritu Santo, que muy pronto recibirían para oyendo la fuerza necesaria para ser sus testigos por toda la tierra. (Lc 24,29; He 1,5-8)
Jesús se despide de sus discípulos.

Un día Jesús llevó a sus discípulos al monte de los olivos, cerca de Betania, junto a Jerusalén. Los discípulos sabían que iba a ocurrir algo importante y le preguntaron: << Señor, ¿vas a restablecer ya el reino de Isarel?>> (He 1,6).

“Capilla de la Ascensión. la capilla octogonal de la Ascensión, en el monte de los Olivos, se alza sobre el lugar desde el cual se cree que Jesucristo ascendió al cielo”

Aquella pregunta mostraba que los discípulos no habían llegado a comprender aún la radicalidad de la vida y las enseñanzas transmitidas por Jesús, y que aún se mantenían aferrado a la esperanza de que el reino de Dios tomará la forma de reinado político.
Jesucristo les respondió que ese tiempo todavía no había llegado, y que al presente su tare a consistía en compartir con el resto del mundo lo que habían visto u oído. A continuación, Jeús alzó las manos y bendijo a sus discípulos al tiempo que ascendía ante ellos, hasta que una nube lo ocultó a la vista.

Jesucristo había ascendido al cielo, y sus discípulos le adoraron. Los discípulos de Jesús se quedaron mirando al cielo mientras Jesús desaparecía, y entonces se les aparecieron dos Ángeles que les  aseguraron que Jesucristo volvería igual que se había ido (He 1,10- 11).
Jesucristo había dicho a sus discípulos que esperaran en Jerusalén (He 1,4): les enviaría el Espíritu Santo, que los investiría <<de la fuerza de lo alto>> (Lc 24,49) para que fueran sus apóstoles.

Laus Deo
Alabado sea Dios

Related posts