El panorama del 2018 en la sociedad Editorial 

El panorama del 2018 en la sociedad

Por Fidel López Eguizábal | Colaborador Editorial.

Primero analizo el panorama mundial, el TPS para los compatriotas salvadoreños es una preocupación latente. Es una situación que vendrá a hacer más difícil la situación en nuestro pequeño país. Ojalá se queden allá, en este pequeño territorio no hay oportunidades para ellos. Recordemos que los tres millones de salvadoreños que están en el exterior, son un gran soporte a la economía, si no fuese por ellos, estaríamos en condiciones paupérrimas. A pesar de ello, dos millones y medio de salvadoreños son pobres, no logran encontrar una plaza laboral o las oportunidades para poder vivir dignamente.

Por otra parte, la Agenda internacional como la ONU seguirán luchando para que se legalicen los matrimonios entre personas del mismo sexo, ya son 25 países que lo han hecho, es un lobby que poco  a poco  está ganado terreno. Y, para hacer un caos en la cosa educativa, en el nueva currícula escolar en El Salvador, se defenderá a la comunidad LGTBI, eso según los programas de moral, urbanidad y cívica. Otro plan estratégico de muchos ONG es atacar a la familia, en los medios de comunicación prolifera un nuevo tipo de familia; ya no es padre y madre; ahora desean que los hijos tengan dos padres del mismo sexo ¿Eso es lo que desea una sociedad con valores? ¿Los que somos más los buenos permitiremos que ese cáncer prolifere?

En los países donde no se respira democracia continuará el caos, sus ciudadanos seguirán emigrando. Ejemplo, Venezuela, el desconcierto político y una precaria economía está desesperando a la población. Los islamistas continuarán atacando a los cristianos y destruyendo las iglesias.

El consumismo seguirá imperando, el estadio Nacional Jorge “El Mágico” González  siempre estará lleno con conciertos; mientras tanto, en muchos lugares la población padeciendo de pobreza. En la palestra política se divulgará de nuevos millonarios que tendrán muchas propiedades, autos de lujo y un fuero que los hará dioses. Se tendrá a otros pseudofuncionarios contratando a familiares, mal gastando el dinero del Estado y aprovechándose de lo que pueda. El nepotismo y corrupción seguirá.

Escuelas sin infraestructura adecuada, maestros capacitados en algunos centros escolares, pero sin computadoras o internet o equipo idóneo para impartir una enseñanza óptima. Esa realidad latente continuará debido al poco presupuesto en el rubro educativo. Mientras más educado esté el país, menos pobreza y mejores oportunidades se tendrían.

Personas desesperadas continuarán haciendo colas en los hospitales públicos, algunos tirados en el suelo esperando les atiendan. Pacientes sin medicinas, sin dinero para poder comprar medicinas o suero.

El 4 de  marzo los salvadoreños tendremos elecciones, aunque para la mitad de los votantes, eso es algo que no les interesa. Existe una apatía hacia la clase política. Muchos piensan que el país está fallido.

Dios quiera tengamos un invierno gratificante y las cosechas sean prósperas. Que no tengamos catástrofes naturales y que los dos presidentes, los cuales ya sabemos quiénes son, no detonen las bombas nucleares.

En junio nos espera el Mundial de Fútbol, un mes para dejar de lado las penas. Una cortina de humo para olvidarnos por un momento de cada salvadoreño que muere a diario por la delincuencia que no cesa.

En lo positivo —es lo más anhelado—, esperemos no haya más corrupciones, que los jueces cumplan las leyes y los fiscales indaguen, y no se dejen ganar los casos. Quedamos sorprendidos al ver a corruptos y narcotraficantes quedando libres, solo pagaron una fianza y el cuento terminó. Queremos más inversión extranjera, trabajo, progreso. Que vengan muchas empresas a invertir. Queremos ver a menos compatriotas que emigran diariamente desesperados.

Dios con nosotros, que la fe y esperanza no termine. Debemos siempre cultivarlas y tener la frente en alto. Estamos vivos y, eso es ganancia. Esforcémonos por ser mejores personas y ayudemos a construir un mejor país. Les auguro éxitos a todos los lectores.

 

Fidel López Eguizábal | Docente Investigador Universidad Francisco Gavidia.

flopez@ufg.edu.sv

Related posts

Leave a Comment