¿Por qué asesinan en nombre de Dios? Editorial 

¿Por qué asesinan en nombre de Dios?

Por Fidel López Eguizábal | Colaborador Editorial.

 

Es difícil analizar la barbarie que realizan los yihadistas cuando dicen “En nombre de Alá” y, la bomba que tienen junto su cuerpo explota dejando luto y dolor en muchas partes del planeta.

Muchas interrogantes son las que se analizan con la temática, primeramente se debe examinar qué es el Yihad, según fuentes consultadas es “Esfuerzo que todo musulmán debe realizar para que la ley divina reine en la Tierra”. Para los musulmanes Alá es el Dios único y tienen reglas que cumplir (Tomado de Wikipedia); a saber: El forcejeo interno de un creyente para subsistir el resto de su vida en la fe musulmana tanto como sea posible, el forcejeo para construir una buena sociedad musulmana y guerra santa: la lucha para defender el Islam, con la fuerza si es necesario. Corroboro, es una minoría la que se encuentra luchando con ISIS.

Es difícil analizar cada religión, la piedra angular de los que lee el Corán. En el Ministerio de Apologética e Investigación Cristiana describen:

  1. Los musulmanes están para pelear por Alá:“Aquellos que creen combatan por la causa de Alá; y aquellos que no creen combatan por la causa de los ídolos. Así que luchen contra los subordinados del Diablo. ¡Y quién lo va a decir! Las estrategias del Diablo son siempre débiles!” (Corán 4:76).
  2. Asesinen a aquellos que están contra el Islam:“La única recompensa de aquellos que hacen la guerra contra Alá y Su mensajero y se esfuerzan por la corrupción en la tierra serán asesinados o crucificados o sus manos y pies opuestos serán desmembrados, o serán expulsados fuera de la tierra. Tal será el castigo de ellos en el mundo, y en el más allá,” (Corán 5:33).

El gran dilema es que se han centrado en acabar, especialmente a los cristianos. Comprendemos que por la causa del Yihad los terroristas musulmanes están dispuestos a asesinar y morir. Solamente asesinando pueden ser salvos, según su ideología. Es tanta su desesperación al no poder hacerlo con bombas adheridas a sus cuerpos que han cambiado la táctica de arrollar a personas con vehículos pesados.

Dentro de la religión islámica, el Yihadismo es denominado como las ramas más violentas y radicales, consideran las reglas y mandatos del Corán utilizando el terrorismo ¿Por qué lo hacen? Los mismos musulmanes sufren los atentados yihadistas, según encuestas, desde los años 2001 al 2014, los asesinatos fueron: Irak 42,759; Afganistán 16,888; Paquistán 13, 524; Nigeria 11,997; India 6,999 y Siria 3,592. A esto se le debe sumar todos los delitos realizados en diferentes países. La zozobra se extiende en todo el planeta. Según datos, los musulmanes son 1.6 billones, de Al Qaeda 10,000 y talibanes son aproximadamente 36,000 personas.

Los yihadistas forman células, educan a sus combatientes; tal parece que son ciudadanos bien educados. Se evidencia que en países como Estados Unidos, nacen, crecen, se educan en buenos colegios y universidades y luego cumplen su objetivo: asesinar en nombre de Dios.

Según datos de “International Religious Freedom” presentado por el gobierno de Estados Unidos, en donde se lee: “en cualquier parte del mundo, millones de cristianos, musulmanes, hindúes y fieles de otras religiones y sectas han sido forzados al abandono de sus hogares por motivos de creencias religiosas…”.

El papa Francisco enfatiza “Nadie puede usar el nombre de Dios para cometer actos de violencia. Matar en nombre de Dios es un gran sacrilegio. Discriminar en el nombre de Dios es inhumano. Nadie puede usar a Dios como escudo mientras planea y ejecuta actos de violencia y sufrimiento”.

Desde los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos, los atentados fratricidas han aumentado y los asesinatos son cada vez dirigidos a los cristianos. Es interesante la forma como incorporar adeptos, la propaganda de ISIS o Estado Islámico se puede observar en videos en You Tube la forma de como manipulan a las masas.

La proliferación del ISIS es alarmante y es inconcebible que asesinen, no importa quien sea, en nombre de Dios. Los terroristas yihadistas queman iglesias cristianas, asesinan a los que creen en Jesucristo y no se cansarán en hacerlo en nombre de Alá.

Es tanta la persecución hacia los cristianos que en Arabia Saudita ni siquiera se permite que se profese la religión cristiana. Se espera que este grupo radical de los musulmanes cesen el fuego algún día. Es inconcebible y contradictorio asesinen a personas que profesan otra fe u otra religión.

 

Fidel López Eguizábal. Docente Investigador Universidad Francisco Gavidia
flopez@ufg.edu.sv

Related posts

Leave a Comment