Evangelio del día Martes 10 de Julio Evangelio 

Evangelio del día Martes 10 de Julio

Martes de la decimocuarta semana del tiempo ordinario.

Santo del día: Santos Félix, Felipe, Vital.

† Lectura del santo Evangelio según San Mateo 9, 32-38. 

En cuanto se fueron los ciegos, le presentaron a un mudo que estaba endemoniado. 
El demonio fue expulsado y el mudo comenzó a hablar. La multitud, admirada, comentaba: “Jamás se vio nada igual en Israel”. 
Pero los fariseos decían: “El expulsa a los demonios por obra del Príncipe de los demonios”. 
Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias. 
Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor. 
Entonces dijo a sus discípulos: “La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. 
Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha.” 

Palabra del Señor.
Gloria a ti Señor, Jesús.

 

Reflexión del Papa Francisco

En toda la Iglesia es el tiempo de la misericordia. ¿Qué significa misericordia para los curas? Misericordia: ni manga larga ni rigidez.

El tiempo de la misericordia fue una intuición de San Juan Pablo II, que beatificó y canonizó a Sor Faustina Kowalska e introdujo la fiesta de la Divina Misericordia.

Ante las experiencia dolorosas que no faltarán, aun al lado de nuevos progresos, “la luz de la Divina Misericordia, que el Señor ha querido casi volver a entregar al mundo a través del carisma de Sor Faustina, iluminará el camino de los hombres del tercer milenio”, no lo olvidemos.

Hoy olvidamos todo con demasiada prisa, incluso el Magisterio de la Iglesia! En parte es inevitable, pero no podemos olvidar los grandes contenidos, intuiciones y consignas dejadas al Pueblo de Dios. Y la de la Divina Misericordia es una de ellas.

Nos corresponde a nosotros, como ministros de la Iglesia, mantener vivo este mensaje, sobre todo en la predicación y en los gestos, en los signos, en las opciones pastorales.

Por ejemplo, la opción de volver a dar prioridad al Sacramento de la Reconciliación, y al mismo tiempo, a las obras de misericordia.

Jesús tiene las entrañas de Dios. Está lleno de ternura hacia la gente, en especial hacia los excluidos, los pecadores, los enfermos de los que nadie cuida.

Los curas asépticos y de laboratorio no ayudan a la Iglesia. Iglesia, que es como un hospital de campaña, que debe curar las heridas.

Hay tanta gente herida, por problemas materiales, por escándalos, también en la Iglesia… Gente herida por ilusiones del mundo.

Ni el laxismo ni el rigorismo hacen crecer la santidad. Mientras que la misericordia acompaña el camino de la santidad y lo hace a través del sufrimiento pastoral, que es una forma de misericordia. Quiere decir, sufrir por y con las personas, como un padre y una madre sufren por sus hijos. (Mensaje en el encuentro de cuaresma con los párrocos, 06 de marzo de 2014)

Oración de sanación

Dios mío, Tú siempre has tenido un especial cuidado de los humildes y enfermos, no sólo por sus heridas físicas, sino también por las espirituales.

Ayúdame a ser un imitador de tu obra, ser compasivo y misericordioso, pues es esencial para que mi proyecto mi vida se oriente en darte honra.

Tú siempre te has compadecido de tu pueblo, conmoviéndote de sus sufrimientos, sanándolos sin importar reglas absurdas de la sociedad.

Ven Señor, ayuda a que mi fe se demuestre con obras, que no sea pura decoración, que busque siempre el bien sin esperar algún beneficio.

Hazme entender que soy valioso y que me has capacitado con todo lo necesario para no darme por vencido en todas mis luchas.

Ayúdame a tener suficiente control de mis emociones para no permitir que nada ni nadie me robe la paz que necesito para poder practicar tu perdón.

Dame la oportunidad de sentirme amado y consolado por Ti, de comprender que todos somos hermanos y nos necesitamos los unos a los otros.

Confío plenamente en tu Poder, es por ello que, en este instante, pongo en tus manos todo lo que soy y todos los planes que tengo. Amén

Propósito para hoy

Siguiendo el ejemplo de María, al ayudar a los demás, hoy, lo haré con humildad y prudencia, buscando siempre lo mejor del otro

Frase de reflexión

“Nos cuesta un poco confesar nuestros pecados, pero nos da paz. Somos pecadores y tenemos necesidad del perdón de Dios”. Papa Francisco.

Related posts